Conectividad 6G en Europa

conectividad 6G

La conectividad 6G es algo en lo que Europa no  piensa quedarse atrás. Se estima que a más tardar 2024 Europa lleve a cabo las primeras conexiones con este tipo de tecnología.

Si bien, los países europeos hicieron historia al impulsar las ya conocidas redes GSM, no han estado a la vanguardia en cuanto a las redes 5G, donde el liderazgo lo ha llevado China.

Por este motivo se espera que Europa apuntale en esta área, considerando la información sobre los planes para ir del 4G al 6G, proporcionada por Peter Stuckman, jefe de unidad de sistemas de conectividad de la Comisión Europea.

Red 6G

Apenas logramos entender el 5G y sus beneficios cuando la velocidad de desarrollo de nuevas tecnologías nos arropa con el 6G. En el primero se ha abordado el almacenamiento en Gigabit (mil millones de bit), en el 6G tendremos los Terabits (millón de millones de bits).

Mientras que a nivel de retardo de tiempo, en el 5G es de milisegundos, y con el uso del 6G ni siquiera podremos percibirlo de tanto que disminuirá.

Con esta nueva red  se busca  la conexión entre lo físico y lo virtual. Para ello se usará una gran cantidad de dispositivos adaptados a nuestro cuerpo y su entorno, dejando de lado lo que conocemos como smartphone.

Entre los beneficios habrá novedosas aplicaciones en el área de robótica, y se ampliará la realidad extendida, pasando del Internet de las cosas al Internet de los sentidos.

Es posible que se ocupen bandas de frecuencias más elevadas y halla una combinación de equipos de radio y radar. Mientras que en la generación de datos se abre una gran brecha con la computación cuántica.

Planes de la Unión Europea sobre la tecnología 6G

La Unión Europea se ha planteado invertir 700.000.000 € para mitigar los daños causados por la pandemia, buscando la recuperación de la comunidad europea después del COVID-19.

Stuckmann resaltó lo significativo que es desplegar totalmente el 5G y, al mismo tiempo promover y potenciar los proyectos para la implementación del 6G, cuya expectativa es que se comercialice al finalizar esta década.

El 5G tiene presencia en Europa desde hace ya algún tiempo, y se proyecta que las zonas urbanas estén cubiertas por completo para el año 2025, así como las rutas más importantes de transporte. Por otro lado se tiene la expectativa que para el año 2030 la extensión del 5G sea total para todo el continente.

Stuckmann acepta que aún hay mucho trabajo por delante, considerando que se han presentado algunas demoras en las asignaciones del espectro electromagnético en la Unión Europea.

La red 5 requiere que el espectro se encuentre dentro de tres rangos de frecuencia, para poder ofrecer una gran cobertura, y así lograr aceptar cualquier caso de uso. Estos rangos de frecuencia son: menos de 1 GHz, de 1 a 6 GHz y sobre los 6 GHz.

En Europa se ha usado la banda de los 700 Mhz, de la cual se ha ocupado con 5G solo 30%. Por otro lado, se ha utilizado la de 3.5 Ghz, con un despliegue del 50%.Y en el último de los casos se usa la de 26 Ghz, la cual también presenta retrasos. Esta es una situación que Europa tendrá que resolver y deberá actualizarse.

Mientras, en paralelo ejecuta una serie de proyectos 6G, a los que han llamado Hexa-X, los cuales tienen un coste de 60 millones de euros para cubrir la fase de investigación, en la que ya otros países también llevan avances. 

Proyecto Hexa-X

Ericson y Nokia forman parte del consorcio que cuenta con 25 organizaciones de distintos países de Europa, y que lidera el proyecto Hexa-X.

Este proyecto inició recientemente, gracias al financiamiento otorgado por Horizonte 2020, de 14 millones de dolares. 

Horizonte 2020 es un programa de la Unión Europea que brinda recursos a proyectos de investigación en distintas áreas, y que contó entre los años 2014 a 2020 con aproximadamente 80.000 millones de euros.

Hexa-X apunta a colocar a Europa como pionera en el desarrollo de tecnologías 6G, inviertiendo el presupuesto recibido hasta ahora en tecnologías fundamentales capaces de crear redes inalámbricas que permitan la conexión entre lo físico, lo humano y lo digital.

El consorcio está a cargo de solventar ciertos planteamientos, como por ejemplo, la  integración del 6G con los prometedores desarrollos de la Inteligencia Artificial (IA), así como del Machine Learning (ML). También debe construir una sola red de redes orientada a  formar un ecosistema digital en el que las fuentes de datos de que se dispongan se puedan interconectar. Además, tendrá que lograr una infraestructura digital eficiente desde el enfoque energético para aminorar el impacto ambiental. Y no pueden descartar el ofrecer privacidad y seguridad a las comunicaciones, siempre contando con altas velocidades y latencias muy bajas.

El Hexa-X se llevará a cabo en tres fases, la primera estará dirigida a establecer las tendencias y determinar casos de uso; la segunda está orientada a la definición de la arquitectura y a la serie de soluciones para comenzar; y en la última se presentarán las pruebas de lo hecho en las fases previas. 

Conectividad 6G y los Gemelos digitales

Una de las ideas más excéntricas que actualmente se evaluan en un futuro con 6G, son los gemelos digitales. Considerando que muy posiblemente se contará con velocidades vertiginosas, 50 veces o más rápidas que el 5G, acceso constante y mucho menor consumo de energía, este tipo de tecnología es muy factible.

Los gemelos digitales son duplicados de objetos, dispositivos e incluso personas representados por avatares, con los que se podrán simular espacios de trabajo tridimensionales, haciendo posible la interacción remota usando un entorno virtual.

Otros compiten en la carrera hacia la conectividad 6G

Obviamente, los países de la Unión Europea no son los únicos con miras al desarrollo de la tecnología 6G. 

China lleva una enorme ventaja, primero como lider del 5G, y segundo como pionero en tecnologías orientadas a esta novedosa red. El gigante asiatico a finales del 2020 puso en órbita un satélite dedicado completamente al 6G. 

Por otro lado, Corea del Sur, mediante la empresa Samsung se encuentra preparando una red de comunicaciones basadas en 6G.

Mientras que Estados Unidos ha creado un grupo industrial dirigido a su investigación y desarrollo. 

Sin embargo, no será hasta que finalice esta década que estemos aprovechando las ventajas de la conectividad 6G que brinden las primeras redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *